XML: El lenguaje detrás de las páginas web